Horarios

Deténgase un instante, en una esquina de las escarpadas calles del pueblo y admire todas las enseñas de hierro forjado que adornan las fachadas. Cuentan la historia del viñedo y de los vinateros. A lo largo del verano, tómese el tiempo de degustar una o dos de nuestras cosechas, aprovechando el frescor de las paredes de piedra.

Descargar el plano de acceso y los horarios