La cueva de los tesoros

La naturaleza es tan generosa como caprichosa. Desde los primeros días de la primavera hasta las horas tardías o precoces de la vendimia, hace su trabajo y otorga a cada año su especificidad cuya marca se encontrará en los vinos y dejará una huella en nuestras memorias. Recordemos algunos años y algunas añadas.