Actualmente

Después del rescate de la empresa familiar en el verano de 2006, Pierre-Emmanuel Taittinger se rodea de un equipo directivo joven y unido, con afán de conquista y de continuidad. Su hija Vitalie y su hijo Clovis le acompañan en esta aventura.