Chardonnay

Variedad emblemática del estilo Taittinger, el Chardonnay se cultiva principalmente en la Côte des Blancs. Los vinos procedentes de Chardonnay se caracterizan por aromas delicados y frescos, notas minerales, flores blancas y cítricos. De evolución más lenta que las otras, es la variedad ideal para la guarda, dando vinos finos y elegantes, a menudo descritos como aéreos.
Con la edad, evolucionan hacia notas tostadas, a mantequilla, siempre con elegancia. Con una fuerte presencia en todas nuestras cosechas, el Chardonnay queda sublimado en la cosecha Comtes de Champagne Blanc de Blancs.