Prensado

Tan pronto los valiosos racimos llegan a uno de nuestros tres centros de prensado, son pesados, identificados e inscritos en un registro… luego prensados, viñedo por viñedo, variedad por variedad. El prensado debe ser lento y progresivo, de manera que se pueda extraer un jugo lo más claro posible. El rendimiento de la extracción es bajo. A partir de un “marc” de 4000 kg de uvas (unidad de prensado en Champaña), se obtienen 2550 litros de jugo o “mosto”. Los primeros prensados representan 2050 litros y son llamados la “cosecha”, luego viene el “corte” para 500 litros. Los jugos de primeros prensados, que son los más puros, ricos en azúcar y en ácidos, dan vinos aromáticos y sutiles, de una gran finura, ideales para la crianza. En la sala de fermentación, cada mosto se aísla por separado, por viñedo, por variedad y por fracción antes de ser vinificado. Después de la fermentación y del trasiego, los vinos obtenidos se llaman “vinos claros”.