AƱadas de leyenda

Un Comtes de Champagne debe ser excepcional. Los criterios elegidos para su elaboración excluyen de hecho una producción a gran escala. Desde la primera cosecha de 1952, han visto la luz 30 añadas. Algunas ya se han convertido en leyendas y sólo pueden degustarse con palabras. O escuchando a quienes las han probado.