Los Cordons Bleus

Desde el año 2009, Pierre-Emmanuel Taittinger ofrece a los apasionados de cocina una gran competición. Convencido de que el talento se esconde muy a menudo en el corazón de las cocinas familiares, quiere resaltar así el buen hacer de los fervientes enamorados de la gastronomía, estos amigos que nos rodean y que llamamos Cordons Bleus.
Junto al “Taittinger” de los Chefs, reservado a los profesionales, el “Taittinger” de los Cordons Bleus presidido por Gérard Boyer (antiguo chef con tres estrellas de Crayères en Reims) les rinde homenaje.
Así, el mismo día que los profesionales, frente al mismo jurado y en la misma prueba, talentosos amateurs se codean con los artistas de la gastronomía. Este ameno concurso, abierto al mayor número de participantes, ha coronado en 2010 al Señor Piccinali, seguido por la encantadora Marlène Delwarde y el Señor Jérôme Nicolle.